Sobre Mi

Me llamo José Félix Mayoral.

      Nací en 1968, en Puebla de Alcocer  (un pueblo de Badajoz, en España). Aunque a los cuatro años nos trasladamos a Madrid,  donde tengo a la mayoría de mi familia y amigos.

FOTO

      Aunque tiene poco que ver con la fotografia, he trabajado muuuchos años como comercial, de mundos tan dispares como la óptica, telecomunicaciones, seguridad, informática, …Tengo incluso  un Master de ventas y marketin. Es el  otro mundo al  que me he dedicado  antes de dejarlo un poco de lado  para dedicarme a la fotografía a tiempo completo. Lo que antes era una simple aficción , desde que tengo uso de razón,  ahora se ha convertido en mi motor de vida y no puedo estar más feliz.

     Si me tuviera que definir de alguna manera, os diría que soy un poco “raro” jejeje. El término “raro”  demasiadas veces se utiliza de forma despectiva. Pero para mi tiene otro significado. Ser raro no tiene por que ser malo. No seguir siempre las “normas sociales establecidas” a veces nos lleva a situaciones que de otra forma nunca viviríamos y a conocer personas maravillosas que a su vez son también consideradas “raras”  VIVAN LOS RAROS.

Aunque soy animal de ciudad, urbanita vaya. Me encanta viajar, la naturaleza….y claro, viajo de forma “rara”. A mi bola, como se dice ahora…..mi furgoneta, lo imprescindible para poder disfrutar y a la aventura…nada de hoteles, autopistas, itinerarios……..furgo y kilometros. ¿ Se nota que me gustan las furgos camper? jejejej

  Creo que todos deberíamos aprender un poco de las personas que nos rodean sin juzgar o prejuzgar. La vida, por si misma, ya se encarga de traernos situaciones serias, de ponernos pequeñas trabas, y alguna que otra zancadilla. Solo tenemos una vida y debemos ser nosotros los que decidamos como queremos vivirla,  lo que nos apasiona y como disfrutar.

     Un “raro” siempre es capaz de ver el lado bueno a cualquier momento. Es el amigo que te habla de otras cosas cuando lo estas pasando mal por algo, para que te distraigas y te rías. Tengo amigos así, y las mejores personas que he conocido tenían mucho de raros.

      ¿Hacéis vuestro trabajo por amor?

      Me explico mejor; ¿amáis vuestro trabajo? ¿Hacéis lo que realmente os gusta? Hace unos días en un programa de radio oí que la gran mayoría de los jóvenes españoles aceptarían cualquier trabajo, y habían perdido la esperanza en acabar haciendo algo que realmente les gustase.

     ¡Yo os digo que eso es falso! Y lo digo por experiencia. Hay una formula muy sencilla, y a mi me ha funcionado. ¿Por qué a ti no?

      Lucha por lo que te gusta, ilusiónate con lo que te apasiona, ¡trabájalo! ¡Trabajo, trabajo y más trabajo! Y poco a poco todo tiene su recompensa. Soy un luchador hasta durmiendo. Me pongo metas, y SIEMPRE lucho por conseguirlas.

  La fotografía siempre ha formado parte de mi vida. Desde aquí dar las gracias a mi HERMANO Paco, ( Gran fotógrafo) por ayudarme a entender que ser fotógrafo no es simplemente capturar algo con una cámara. No tardé mucho en darme cuenta, lo que yo quería ser es  FOTÓGRAFO. Empecé muy joven ayudandole con sus bodas, y reconozco que a esa edad era un verdadero suplicio sacrificar mis fines de semana por estar “trabajando”. Justamente….esa eera la clave, lo veía como un TRABAJO…..no lo hacia por pasión…simplemente me limitaba a hacer lo que me mandaban, eso no era lo que yo quería.

A día de hoy me mueven otros motivos para dedicarme a la fotografia. Hago lo que me apasiona…..sin más…..soy “raro”

      He hecho montones de cursos, seminarios, workshops de fotografía, y la practico a diario. Y siempre ando buscando técnicas nuevas, descubriendo nuevos autores en los que inspirarme, empapándome de lo que me enseñan otros compañeros.

      Para hacer bien tu trabajo, lo más importante es que lo hagas con amor y con humildad, que te llene completamente lo que haces. Y que le pongas empeño e ilusión. Así soy yo en otros ámbitos, y así soy como fotógrafo, y con los novios de mis bodas.

      Pues eso es a lo que me refiero. Pensad a qué os gustaría dedicaros. Pensad en algo que os haga poder decir con la boca grande, como lo digo yo, sin tapujos: ¡AMO MI TRABAJO!. ¡ME ENCANTA!

      No esperéis a la suerte, no os quedéis quietos. Yo no la necesito, y no paro de crecer cada día, sin dejar de pensar que aún me queda mucho, muchísimo que aprender. ¡Salid de vuestra zona de confort, y haced lo que os gusta!

    

     Darle las gracias también a todos los compañeros que siempre me han apoyado; creo que la mejor forma de crecer como fotógrafo es ayudándonos entre compañeros, y no intentando pasar por encima de nadie.

    Y un recuerdo muy especial a mis padres, que aunque ya no están, se desvivieron para que hoy fuera lo que soy. Allá donde estén, saben que los  recuerdo con todo el cariño que tengo,  que me quedo con todo lo bueno que me dieron. Un beso enorme desde aquí abajo.

      Espero haber sabido transmitir de la manera más honesta y humilde cómo me veo, y por qué soy fotógrafo.

      Podéis contactar conmigo para cualquier duda que tengáis, cualquier consejo que creáis que puedo daros, tanto si soy vuestro fotógrafo como si no. Y estoy a la disposición de cualquier compañero que necesite ayuda, o tenga dudas, a los que están empezando, o a los que ya tienen su negocio en marcha. Si hay algo que tengo claro, es que cuando DAS, LUEGO RECIBES.